Orio, una barra de pintxos en Sevilla - Alerta Foodie
Una aventura gastronómica

Orio, una barra de pintxos que nos quiere trasladar a San Sebastian (Punt: 5.5/10⭐)

0 13
5.3
Irregular
  • Sala 5
  • Cocina 6
  • Creatividad 5

El grupo Sagardi es uno de los principales embajadores de la cocina vasca en España y el mundo, con restaurantes en Barcelona, Madrid, Valencia, Buenos Aires o Londres. Se presentan en Sevilla con un concepto algo estereotipado de la cocina vasca, el bar de pintxos. Está claro que es un modelo que vende sólo sobre todo si lo acercas como en esta ocasión a un centro de turismo como es el conjunto de la catedral sevillana o del Alcazar.

Con esa pequeña duda me quedo yo, si Orio es un restaurante enfocado en una buena gastronomía y al público local o por el contrario si está pensado para captar el turismo, que fue mi percepción. Justamente ayer vi el reportaje de Alberto Chicote donde visitaba varios focos turísticos españoles analizando su desastrosa oferta gastronómica.

El concepto aúna una barra de pintxos agradable y un comedor íntimo, con una decoración habitual basada en el ladrillo visto y madera, todo el local en tonos marrones.

¿Qué pedimos?

Empezamos en la barra de pintxos de Orio, sobre todo por probar los dos conceptos y como buen sevillano que soy para tomar el aperitivo antes de la comida, aunque en esta ocasión fuese en el mismo restaurante que luego comimos. La oferta de pintxos en Orio es extensa y representan lo más habitual que se puede ver en las barras donostiarras, ensaladilla, tortilla rellena, gilda o chistorra son algunos ejemplos. La calidad de los pintxos es mejorable, pero es una opción divertida y diferente y muy bien escenificada.

Después pasamos al comedor de Orio, y con una carta corta, de una sola cara de hecho de las que se puede poner de individual, otro detalle más que inclinan la balanza hacia el turisteo.

Empezamos con unos txipirones en su tinta, bien resueltos pero nada extraordinario acompañado de un arroz blanco insulso.

Terminamos el almuerzo con una txuleta madurada, algo irregular en sus cocciones y temperaturas. Acompañado de unos pimientos casi caramelizados en el horno, buenísimos, lo mejor de la comida.

¿Qué pagamos?

La comida fue de 33 euros por persona, para mi algo cara conociendo la oferta de la ciudad y la calidad que he visto en algunos otros restaurantes, el estar en tal localización también se paga.

Información

Dirección: Calle Santo Tomás, 9, 41004 Sevilla

Reservas: 954 96 64 18

Cierra: No cierra