La Cosmopolita de Dani Carnero - Malaga - Alerta Foodie
Una aventura gastronómica

La Cosmopolita, la esencia de Dani Carnero(Punt: 14/20 ⭐)

0 1

Dani Carnero es uno de los chefs más reconocidos de la provincia malagueña, ha pasado por grandes casas como Martín Berasategui o el Bulli de Ferrán Adriá. Con el extenso bagaje que atesora, decide volver a casa pero no se lanza a abrir un restaurante gastronómico, sino que prefiere darle un aire informal y abre una taberna gastronómica.

La cocina de Dani luce mucho en una taberna, en un ambiente donde sueles encontrar una comida algo más descuidada el quiere cambiar las cosas y decide con productos clásicos y algunas recetas de toda la vida, aunque siempre con su buena mano hacer una comida realmente buena. Tengo que decir que aunque me gustó mucho, el día en el que enmarco la crítica no ha sido la mejor de mis visitas a esta casa, Dani es alma y seña de este sitio y se nota cuando no está.

Parece ser que este verano abre nuevo proyecto en la capital malagueña con Kaleja, un restaurante del que he leído poco pero parece ser un espacio gastronómico donde Dani desarrollará todo el potencial que tiene, en el que buscará la excelencia en cocina a través de recetas clásicas y productos tradicionales. Está claro que la provincia malagueña necesita conceptos nuevos de alta cocina por el cierre de su único tres estrellas y esto puede ayudar a paliarlo, recordemos que el único estrella Michelín de la ciudad es el Jose Carlos García.

¿Qué pedimos?

Nuestro primer plato es uno de mis imprescindibles cada vez que voy a Malaga, ir a la ciudad costasoleña y no pasarse por La Cosmopolita a por una ensaladilla es no aprovechar el viaje. Atemperada, como la de Lalola en Sevilla, con una mayonesa suave y jamón ibérico, genial.

El siguiente pase lo pedimos por la sorpresa de la mezcla, brevas y foie, la combinación es muy acertada, el dulzor de la breva le viene de perlas a la grasa del foie.

Seguimos con grandes platos de La Cosmopolita con su tortilla encebollada en su punto perfecto con txangurro y oloroso. Una bomba de sabor que recomendamos a todo el que se pase.

Grandes pases que se suman con el tuétano con tartar de gambas, vienen con unas pequeñas tostas de pan sardo para que el sabor sea neutro, mar y montaña que combina perfectamente.

El último plato que tomamos fue la falsa lasaña de pintada dedicada al extinto restaurante malagueño de Paul Schiff. Me recuerda mucho a la de Sacha aunque en este caso el genio madrileño se lleva la partida.

¿Qué pagamos?

El precio de esta comida de un largo picoteo se fue a los 38€ por persona sin vino, para los productos de los que disfrutamos es un precio más que asequible.

Información

Dirección: Calle José Denis Belgrano, 3, 29015 Málaga

Reservas: 952 21 58 27

Cierra: Domingo