Belcanto, la decepción por la cocina de José Avillez- Lisboa - Alerta Foodie
Una aventura gastronómica

Belcanto, la decepción al conocer la cocina de José Avillez (Punt: 15/20⭐)

0 4

Belcanto es el gran restaurante lisboeta y portugués, situado en el puesto 75 como mejor restaurante del mundo por la revista ingles 50 World’s Best y con dos estrella Michelín. José Avillez, su chef, es el gran protagonista de la cocina portuguesa y referencia en el país luso. Tras poneros en antecedentes, comprenderéis mis altas expectativas al acudir a mi cita con esta casa.

Tienen dos menús degustación, uno basado en su evolución es decir un menú de temporada y otro de sus grandes clásicos, con precios similares sobre los 180€. La elección fue la de sus grandes clasicos, primera visita y quería conocer su platos que lo han llevado a su cima.

La decepción con el mismo fue tremenda, platos con ideas manidas, el producto justo para un restaurante de esta clase y muchos platos que no convencen.

¿Qué pedimos?

El menú empieza con una serie de aperitivos, lo más destacable de la comida, junto con sus mantequilla y su surtido de pan. Las mantequilla aromatizadas con tomate y tomillo.

Tras esto empieza el menú, su primer plato llamado ‘la gallina de los huevos de oro‘, un huevo a baja temperatura con un crujiente de pan y tinta de calamar y hongos que en nuestro caso parecían perrechicos.

El segundo pase es un plato de pescado llamado «buceando el mar» compuesto de un robalo o lubina con algas y berberechos. La textura de la lubina era increíble.

El siguiente pase es un guiso, ‘cocido a la portuguesa’. Personalmente me resultó un plato tan básico para un restaurante con este nivel. No me convenció nada, entiendo que se quiera llevar la cocina tradicional portuguesa al comensal, pero he visto formas más creativas.

Para terminar el menú, lechón con patatas y un jugo de naranja. En ningún momento el menú destaca por su producto, no hay ningún producto de gran lujo.

Tras un prepostre también simplón llega su postre más icónico, su mandarina. Un postre en forma de la propia mandarina hecho con varias texturas de la propia mandarina, divertido pero simple de sabor.

¿Qué pagamos?

El precio del menú elegido fue de 170€, caro para el producto empleado y que solo achaco a su gran fama y el gran turismo que llega al a ciudad. A mí personalmente no me mereció la pena y me costará muchos años plantearme volver al restaurante. Grandes restaurantes como Etxebarri o Disfrutar cuentan con precios similares y el disfrute es mucho mayor.

Información

Dirección: Largo de São Carlos 10, 1200-410 Lisboa, Portugal

Reservas: +351 213 420 607

Cierra: Domingo y lunes