Restaurante Bagá, el sueño de Pedrito - Jaén - Alerta Foodie
Una aventura gastronómica

Bagá, el sueño de Pedrito (Punt: 9/10⭐)

0 4

El restaurante Bagá es algo más que eso, un restaurante, un espacio único, lleno de vida, creatividad y una pasión desbordante. Los que me conocéis sabéis que no regalo los elogios y confieso que esta probablemente fuese la experiencia más sorprendente del año 2018. Andalucía esta cogiendo un gran nivel gastronómico, al triestrellado Aponiente y a mi favorito Noor de Paco Morales, se le suma esta maravilla.

Bagá es un pequeño salón, donde entran unos doce comensales, Pedro guisa en una cocina de vitroceramica con 4 fuegos, sin grandes artilugios ni electrodomésticos del futuro, 6 manos cocinando y 4 en sala, en total un equipo de 5 personas que llevan un restaurante que el pasado noviembre obtuvo su primera estrella Michelin. Es el restaurante más pequeño al que he asistido que haya entrado en los premiados por la gala, grandes chefs como Dani García o Joan Roca, califican este modelo de negocio como la alta cocina del futuro, más exclusiva y personal.

La cocina de Pedro en Bagá es personal, muy personal, pero está en un momento que llega totalmente desatada, combinaciones geniales que están a la alturas de muy pocos, no se busca tanto que los platos sean redondo sino que destaquen, no dejan indiferentes. La capacidad de improvisación de Pedro es otra virtud, la utilización de productos con estaciones muy corta y su integración en platos maravillosos es genial.

¿Qué pedimos?

El menú no se elige, en Bagá tienen un menú básico al que se le añaden pases, le añadí tres pases para que nos dieran un total de 15 pases.

Empieza el primer aperitivo con un buñuelos de carrueco, un guiso tradicional jienense a base de calabaza. Empieza la acción con el primer mar y montaña del menú, unas quisquillas de Motril con escabeche de perdíz, una perdición.

Quisquillas de motril en Bagá

Sorprende algunas combinaciones en Bagá, asombrosa como su lechuga con mahonesa de ostra, sabor y delicadeza.

Ostras con lechuga

Como también nos encantó su flor de calabacín con jugo de tomate, la acidez del jugo de tomate le viene de perlas al calabacín.

Tomate y calabacín

El mejor ajoblanco del año lo probé aquí, este de coco y almendra con granizada de piñon y albahaca.

Muy interesante la textura que consigue Pedro en su rape en salmuera, acompañado de aceituna negra y aromatizado con vainilla, plato complejo, delicioso pero entiendo que para algún neófito sea complicado.

Rape en Salmuera de Pedro Sanchez de Bagá

Seguimos con un taratare de presa ibérica con almedra amargacon jugo de pieles de anguila ahumada y berenjena, acompañado de teferzia, una trufa dulce con un sabor a regaliz que viene de Hungría.

Otra genial idea es el helado de manteca de cerdo con habas fritas y caviar, casi nada.

¿Qué pagamos?

Nuestro menú ascendió a los 82 euros, tenían varios platos extras, pero normalmente el menú cotizaba a 65 euros, creo que ahora ha subido, pero no sé el precio exacto, de todas formas tengo muchas ganas de ir a pegarme un gran homenaje.

Información

Dirección: Calle Reja de la Capilla, 3, 23001 Jaén

Reservas: https://bagagastronomico.com/

Cierra: Lunes