Cargando

Type to search

El viajero gourmand Mas de 50 euros Norte de España Viajes

Lasarte, el viajero gourmand pasa por Barcelona

Compartir

Cuando escribo acabo de comer en el restaurante Lasarte de Martin
Berasategui en Barcelona. Y les adelanto mi opinión: bien pero lejos de su
hermano mayor y sin duda con una tercera estrella realmente dudosa, lo
cual no sucede en el de Lasarte, que para mí esta sin duda entre los mejores
restaurantes del mundo.
Dicen que las comparaciones siempre son odiosas y en este caso se
confirma tal aserto, pero es que la comparación viene del propio negocio
que lleva a gala la referencia a Martín constantemente. Y en el menú se
reiteran los platos clásicos del restaurante matriz. Desde las 4 mantequillas
a la milhoja de foie y anguila, todo recuerda constantemente al vasco.
La oferta incluye dos menús degustación diferentes, y comer a la
carta. De precio, mejor que el guipuzcoano. El lugar está muy bien resuelto
en un espacio no excesivamente grande pero dividido de forma magnífica y
con las mesas justas en cada espacio. Tanto el servicio como la mantelería
sin nada que objetar. Pero hay que hacer una dura crítica a la vajilla. Uno
no acaba de explicarse esos platos grises descoloridos que chirrían cada vez
que se usa el cuchillo y que aportan vulgaridad en vez de elegancia. Por
qué hemos de aguantar que todos los comensales hagan ruido cuando
cortan ya que no tiene otro remedio en lugar de usar por ejemplo porcelana
es algo difícil de entender.
En la composición del menú en todo caso hemos de volcarnos en
elogios. Ostras, trufa, gamba roja, carabinero, lenguado, pichón, bogavante,
….y todos los platos realmente buenos. Estamos ante un restaurante
magnífico con una comida simplemente magistral. Otra cosa es que se
merezca la matrícula de honor, sobre todo como decimos si lo
comparamos, aunque no deberíamos.
Y por supuesto no compartimos esa manía en los postres de cargarse
el dulce de verdad echándole por ejemplo sal al praliné que revienta a
quienes alguna vez quieren comer dulce de verdad como final y no lo
encuentran nunca. El menú largo supone 220 euros más los vinos. El corto
185. Experiencia muy recomendable siempre en todo caso.

Tags:

Quizás también te guste...

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *